viernes, 4 de febrero de 2011

Espinacas con bechamel



A mis hijos les encantan las espinacas, y con bechamel, tanto mejor.
Un sencillísimo plato que recomiendo a mis novatos culinarios que entran aquí, para que mantengan una dieta sana, equilibrada y sin complicaciones.
Muy fácil y rápido de hacer.
Hay que tener en cuenta que las espinacas quedan muy reducidas al cocerlas, se quedan en nada.

Ingredientes :

* 1 kilo y medio de espinacas frescas enteras
* bechamel espesa
* queso mozarella rallado
* sal

Preparación:

- en un caldero con abundante agua con sal, cocer las espinacas, durante 15 minutos. Dejar escurrir en un colador, un buen rato, para eliminar todo el agua.
- preparar una bechamel espesita, pinchando aquí está la receta
- añadir la cantidad que deseeis de bechamel a las espinacas bien escurridas y remover con tenedor.
La bechamel debe ser espesa pues las espinacas siempre retienen algo del agua de cocción, y asi logramos que al mezclarlo, la bechamel quede en su punto.
- precalentar el gratinador del horno
En casa nos gusta con bastante bechamel.
- colocar la mezcla en unas anguleras o fuentes individuales o bandeja grande, aptas para horno. En este caso utilicé unas fuentecitas individuales.
- echar una capa fina de bechamel por encima
- echar el queso rallado por toda la superficie
- dejar gratinar en el horno hasta dorar el queso rallado.

Una sugerencia muy rica, tambien con espinacas, es la  lasaña de espinacas con piñones

Servir muy caliente




Tiempo : 30 minutos
Dificultad : ninguna
Temporada : todo el año
Procedencia : azulpúrpura