viernes, 22 de febrero de 2008

Rosquillas caseras de Mercedes





Mercedes preparaba siempre estas riquísimas rosquillas en Semana Santa.

Ingredientes:

* 300-400 gramos de harina
* 1 huevo entero
* 8 cucharadas soperas colmadas de aceite de oliva
* 6 cucharadas soperas colmadas de azúcar
* 2 cucharadas soperas colmadas de Anís del mono o Aguardiente o Chinchón
* media cucharadita (las de café) de levadura en polvo Royal
* aceite de oliva para freir

Elaboración :

- en un cuenco batir el huevo añadir azucar y batir un poco más
- añadir el aguardiente y aceite, batiendolo bien
- echar la levadura en parte de la harina e incorporarla poco a poco al cuenco batiendo al principio con un tenedor.
- ir añadiendo harina hasta formar una pasta consistente que se pueda coger con las manos, y volcarla sobre la mesa enharinada.
- según se va amasando, dejar que la masa vaya absorbiendo la harina de la mesa poco a poco, haciendola homogénea y algo consistente.
- la masa está lista cuando se desprende de los dedos, queda algo pegajosa pero no es conveniente añadir harina en exceso pues luego cambia mucho el sabor.
- formar barritas del grosor del dedo meñique y de largo unos 8 centímetros, unir los extremos, volver a amasar ligeramente, volver a unir los extremos y apretarlos para que al freir no se abran.
- calentar a fuego medio-bajo, abundante aceite en un cazo hondo, que cubra 2 o 3 centímetros por encima de las rosquillas. NO debe humear el aceite.
- echar pocas rosquillas de cada vez. Al principio se hunden al fondo del cazo, para luego subir a la superficie del aceite. Habrán aumentado un poco su tamaño.
- darles la vuelta con cuidado no se rompan y moverlas continuamente, para que se doren por igual.
- retirar continuamente la espuma de la superficie del aceite, para poder manejarlas y moverlas mejor.
- se puede subir un poco el fuego cuando empiezan a dorarse, y en cuanto estén doraditas por igual, sacarlas y ponerlas sobre papel absorbente, y volver a bajar el fuego para la siguiente tanda.
- dejar enfriar totalmente las rosquillas. Jamás comerlas calientes.

Advertencias:

Un fuego demasiado elevado hará que se queme el azucar de la masa, produciendose unas manchas negras en la superficie. No afecta al sabor, pero tampoco se han frito correctamente.
Hay que regular el calor del aceite a cada momento.
Un exceso de harina hará que la masa tenga un sabor farináceo, poco agradable.
Se le puede añadir anís de especia a la masa, resultando rosquillas más aromáticas.
Se le puede espolvorear azúcar o azúcar glass por encima a las rosquillas fritas, entonces resultarán demasiado dulzonas, yo jamás se lo pongo.
Cuando empiezan a freirse, la masa se abre y rompe por la superficie de la rosquilla, entonces la masa está perfecta.






A ella le dedico esta publicación, que desde dónde esté seguro suelta dos carcajadas y seguro que me diría : qué cosas haceís hoy en dia, verdad?. 
¡ Va por ti, Mercedes !




 
Tiempo : 1 hora 45 minutos
Dificultad : media
Temporada : todos los dias del año
Procedencia : receta de Mercedes E. con mis modificaciones, por supuesto disminuí las enormes cantidades que ella hacia de rosquillas.

8 comentarios:

Sara dijo...

Jolines nena!!!!!!!!!!!!
esto ya empieza a parecerse a una web...jijijij
me guztaaaaaaaaaa todooooooooo

Azul Purpura dijo...

jajaja poco a poco Sara.
Esto se lleva mucho tiempo y mas para mi que no se manejar bien el blog, son muchas cosas.
Me alegro te guste todo, sabes que cocino rico y bien, una pena.

besos guapa

Mayca dijo...

Que pasadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa eres una artistazaaaaaaa.
Pos nada felicidadessss y aqui te leere a diario jejejejej
un besazooooo enterito he

Azul Purpura dijo...

Maycaaa! muchas gracias, que alegria tu visita!
uis artistaza dice... si no se por dónde me ando, hija.
Nuestra amiguita Sara me ha empujao y atrapao para hacer esto, asi que me enseña todo todo del blog, anda que no le cuesta ni na...!pobre mia, con lo torpona que soy.

Bueno si a alguien le gustan mis recetas me alegraria. No suelo complicarme mucho la vida en la cocina, guiso lo justo para no matarles de inanición jajaja

Un beso y medio !
muchas gracias por venir

Hilda dijo...

Enhorabuena por este blog tan estupendo que tienes, claro, conciso y con unas recetas estupendas.
El relato de Mercedes me ha hecho reir... y llorar.
Seguro que estará muy orgullosa de tí... allá donde esté.
Saludos desde Asturias

Azul Purpura dijo...

Muchas gracias Hilda! me alegra muchisimo que entres en mi cocina y que te gusten mis recetas, pocas pero sencillitas, rápidas y ricas eso si. Hay alguna por ahi algo complicadilla pero bien vale lo exquisito, verdad?

Asturias.....mi provincia preferida sin dudarlo, Potes....que recuerdos! Volvería miles de veces si pudiese.


Un abrazo
Nuria

Inmaculada (Adi) dijo...

Hola Nuria, soy Inmaculada de panyvarios.blogspot.com y he llegado a tu página a través de nuestra común amiga Sara.
No había entrado nunca en tu blog y de verdad que me parece estupendo, tienes la clase de recetas que a mí me gustan, sencillas y con buenos ingredientes, cocina de casa, vamos.
Estoy dando un pequeño repaso a tus recetas y no puedo más que ponerme un poco nostáliga y tristona al ver la fotografía que has puesto de la receta escrita en un papel que ha visto días mejores, me ha recordado a las recetas que mi madre, fallecida hace ya muchos años, tenía metidas en algunos de sus pocos libros de cocina, manuscritas por ella y con señales de haber sido muy usadas.
Recuerdo con cariño sus faltas de ortografía, sus indicaciones un poco "a su aire" y lo manchadas que estaban algunas... desgraciadamente no conservo ninguna de ellas, aunque sí los pocos libros de cocina que su economía le permitía comprar.
Aunque un poco tristón, te agradezco que me hayas hecho volver a la mente el recuerdo de esas queridas recetas que me hubiera gustado poder conservar.
Un beso, Inmaculada (Adi).

Azul Purpura dijo...

Hola Adi! ya te conocia de muchas otras ocasiones, cuando te leo en el blog de Sara, y algunas veces que he entrado en tu blog cuando Sara me avisó de las maravillas que hacias en patchwork, y te dejé un mensaje alli, me recuerdas? la verdad que me quedé asombrada con tus colchas y demás trabajos. Jamás me ha dado por hacer patchwork, y eso que me gusta ese tipo de bordados, pero me fui por otros derroteros que son mi pasión: el punto de cruz , donde tengo una fuente inagotable de labores, la cerámica y otras cosillas.
Pero aun tengo presente tu ofrecimiento el dia que me decida a hacer un trabajo tan laborioso como tu lo haces, menudas manos tienes!
Muchas gracias por tu mensaje, me alegro si te gustan mis recetas de "andar por casa", es verdad que procuro sean sanas, y sobre todo rapidas y faciles, que una no puede perder el tiempo cocinando! tengo cosas mejores que hacer jaja.
Pero no te pongas triste porfa, vaya me ha dado agobio eso.
Esas recetas de tu madre perduran en tu memoria, eso, además de precioso, es valiosisimo! las conservas a buen recaudo, tu... ánimo y hazlas, será el mejor homenaje que le puedes hacer a ella, que seguro desde donde esté se alegrará muchisimo.
Ya ves, yo segurisimo que hubiese olvidado esta receta de no tener el papelito. Nunca olvides las que vistes, escribelas y cocinalas, vale?
Me encanta tu blog, aunque reconozco que nada mas mirar tus recetas se me va el cursor hacia tu patchwork-mania, donde me recreo y relajo un buen ratito jeje
Un fuerte abrazo Adi
Nuria