domingo, 22 de marzo de 2015

Membrillo - 1 - Ana




La verdad es que llegué a aborrecer la carne de membrillo, pues en el cole nos lo ponían de merienda, con pan,  y era cual papel de lija al tragar. Eso, y alternando los bocadillos con una tableta gordísima de chocolate, les cogí manía de por vida. Pero había que comerlo sin rechistar.

Me regalaron 12 membrillos que pesaron 5.572 gramos y los utilicé todos en esta receta, ya que a mi padre y mi hermano les encanta, asi pues, qué mejor que esta receta tan buena de Ana que además prepara una jalea de membrillo que me llamó mucho la atención cuando lo lei.  Fantásticas recetas de Ana, que aprovecha toda esta fruta.
Al cabo de los meses, Mercedes me enseñó otra forma de hacer membrillo, y como mis comensales se iban a alegrar,  repetí jugada de membrillo y por supuesto adapté la receta de la jalea de Ana a la de esta otra receta. 
De ahí que he numerado tanto las carnes de membrillo como las jaleas de ambas preparaciones.




 
Ingredientes :

* membrillos (fruta) 
* azúcar
* agua


Preparación :


En una cacerola grande se ponen los membrillos enteros y limpios (frotarlos con un cepillo bajo el chorro de agua fria), cubrir de agua y se dejan cocer durante media hora o hasta que estén tiernos.
Utilicé un pincho para asegurarme que ya estaban blandos, pues eran muchos.
 




- sacar la fruta y dejar enfriar
- reservar el caldo de cocción de los membrillos, para preparar la jalea.
- pelar la fruta y reservar las pieles sobre un colador que escurra en el caldo de cocción
- trocear la pulpa de los membrillos, apartando los corazones junto a las pieles y caldo para preparar la jalea de membrillo de Ana.
- pesar la pulpa de membrillo, en mi caso pesó  2.368 gramos
- pesar la misma cantidad de azúcar  =  2.368 gramos
- triturar todo junto
- ponerlo en una cacerola y cocer durante una media hora ( a mi me llevó más tiempo ), removiendo contínuamente hasta que pierda la humedad y tenga una consistencia espesa.


Cuando haya templado un poco se puede colocar en moldes.
Esperar a que enfríe antes de meter en la nevera para que cuaje y se puede congelar.


Me quedó consistente al desmoldarlo pero blandito al cortarlo, es decir, me quedó como una crema espesa, pero igualmente rica.





He obtenido  4.181 gramos de carne de membrillo.






Como bien dice Ana, queda estupendo colocando una rodajita de membrillo sobre una loncha de queso. 

En este caso, con este queso semicurado de cabra, le vá fantásticamente :





Así nos lo enseña Ana en su cocina.

Tiempo : 2 horas aproximadamente
Dificultad : ninguna
Temporada : en otoño que es cuando la fruta está en sazón.
Procedencia : Ana - Las recetas de mamá